24/07/2017

El contenedor de ropa usada al lado de los de selectiva

El naranja tan importante como los contenedores del resto de fracciones.

Ya hace años, y pese a que el rechazo textil no esté considerado un rechazo como tal, la mayoría de municipios catalanes integraron en sus calles los contenedores de recogida de ropa usada para uso de sus vecinos y favorecer que este residuo tenga una gestión correcta y no se mezcle con las otras fracciones creando problemas y aumento de rechazo en los vertederos.


Actualmente estamos viviendo otro cambio importante a nivel de conciencia ambiental, y el contenedor naranja ya forma parte de la familia de los contenedores de selectiva en la mayoría de municipios, incluyendo el de la ropa usada en las áreas creadas exclusivamente para los contenedores de todas estas fracciones, facilitando a las personas la acción de depositar sus bolsas de ropa en el contenedor correspondiente.


Con este cambio, tanto los Ayuntamientos y administraciones con los que colaboramos con la gestión de su residuo textil, como las entidades marca Roba Amiga que recogemos la ropa, queremos crear una conciencia amplia de todas las fracciones de rechazo que se crean en los hogares catalanas y cuál es su correcta selección para el máximo reaprovechamiento de cada material y la reducción del rechazo a los vertederos, material el cual ya no tendrá otra oportunidad y por tanto un impacto ambiental importante.