13/06/2018

Mataró, 60 contenedores para aumentar la recogida de ropa usada

Colaboración con Mataró para potenciar la economía circular con los contenedores naranjas.

El Ayuntamiento de Mataró, jsus vecinos y vecinas, potenciarán la economía circular con el despliegue en la calle de 60 contenedores naranjas de recogida de ropa de segunda mano gestionados por la empresa de inserción Solidança, miembro  Roba Amiga, promoviendo la inserción social de personas en riesgo de exclusión social.

El objetivo del consistorio y Roba Amiga es recoger unos 250.000 kg / año para llegar a aproximadamente 2 kg de ropa por habitante y año para su reutilización y generación de puestos de trabajo en el ámbito del reciclaje. Actualmente se están recogiendo 0,5 kg entre la ropa depositada en los puntos limpios y los 6 contenedores que habían ubicados por la ciudad, y se calcula que cada persona puede llegar a dar unos 7 y 8 kilos entre ropa, zapatos pareadas, complementos de vestir y del hogar.

Para optimizar al máximo su gestión y poder revalorizar el máximo de material se recomienda que la ropa esté limpia, plegada y dentro de una bolsa cerrada, y en el caso de los zapatos que estén atados por los cordones o con cinta, y en caso de observar cualquier incidente en alguno de los contenedores llamar a la empresa gestora para poder solucionar con el máximo de rapidez el problema, y ​​así contribuir al correcto funcionamiento del contenedor naranja.

El Ayuntamiento de Mataró apuesta por promover iniciativas en el ámbito de la economía circular como por ejemplo, la apertura de un espacio de autoreparación de pequeños electrodomésticos (electrónica, textil y bicicletas) en la Casa Capell y, a medio plazo, la apertura en Mataró de una tienda de segunda mano para la venta de los objetos provenientes de los centros de recogida que han sido valorizados y preparados para su reutilización. Este proyecto implicará la generación de puestos de trabajo reservados para la contratación de personas con criterios de inserción social. Por otra parte, se contempla la implantación de recogidas de aceite y pequeños aparatos eléctricos y electrónicos en equipamientos municipales y centros escolares.